HISTORIA


Cooperativa Castellana de Ganaderos se fundó a principios de los años cincuenta, fecha en la que 14 ganaderos decidieron agruparse para fabricar queso de oveja al modo tradicional.

La tradición ganadera de Campo Real es un hecho constatado, y sin lugar a dudas la apuesta por el ganado ovino que hicieron un grupo de ganaderos en su día constituyendo la Cooperativa  Castellana de Ganaderos, ha sido pieza clave en su desarrollo.

Apostaron por trabajar para mantener la tradición de un producto genuino, con las características propias e inigualables que desde siempre le proporcionaban los pastos de estos terrenos. Buena parte del éxito lo tiene el sistema de producción que implantaron entre las distintas ganaderías y la propia quesería; modelo a seguir no solamente en nuestro país, sino que ha sido ampliamente elogiado por expertos de todo el mundo.

En la actualidad, Castellana de Ganaderos se puede considerar una de las cooperativas de ganado ovino más importante a nivel nacional.
En esta cooperativa todos los ganaderos están comprometidos con la calidad y por este motivo, la cooperativa prima las cualidades beneficiosas de la materia prima entregada y les ofrece un mejor precio a todos aquellos ganaderos que alcanzan la excelencia de calidad.


Campo Real es un municipio de la Comunidad de Madrid, conocido históricamente por haber sido un lugar de descanso habitual de los Reyes,  hasta no hace mucho tiempo, pero también es conocido por los productos agroalimentarios que allí se producen, sobre todo, los Quesos de Campo Real.

Esta población, cercana a la capital de España, es un lugar privilegiado y de larga tradición pastoril, situada en una Comarca de Campiña. Todavía hoy se pueden observar los rebaños de ovejas pertenecientes en su mayor parte a la raza manchega recorriendo los campos de rastrojo y el matorral.


Los quesos elaborados por Castellana de Ganaderos comercializa bajo la marca “Quesos de Campo Real”, son elaborados a partir de la recogida, bajo la atenta mirada del ganadero, de la más pura y fresca leche de oveja del día, y enfriada inmediatamente a 4º C. para su perfecta conservación.


Quesos de Campo Real, tiene la fortaleza que le da el tener su propia ganadería,  con un modelo de fabricación probado y contrastado desde hace décadas.

El Control de la producción de leche, recogida, elaboración, transformación y comercialización, dotan a la MARCA QUESO CAMPO REAL  de una GARANTIA DE CALIDAD reconocida.

Ofertando una amplia gama de productos, desde el excelente Queso de Oveja Campo Real, con un sabor de antaño, pasando por las exquisitas cremas de queso, que tan buena acogida han tenido en las familias, gustando tanto a los mayores como a los pequeños de la casa, o el Queso Campo Real conservado en aceite de oliva virgen, que tanto juego da en la hora del aperitivo.